Debemos aceptar la decepción finita, pero nunca debemos perder la esperanza infinita - Martin Luther King