Tenemos muchos enemigos, pero pocos rivales. - Anónimo