Las personas débiles se tranquilizan tan fácilmente como se asustan - Honoré de Balzac