Con un poder absoluto hasta a un burro le resulta fácil gobernar - Conde de Cavour