La belleza es señal de buenas y dulces costumbres, como la hermosa flor es señal de un fruto bueno y bello - Señor de Brantôme