Esta es la suerte común de todos los astutos: hacer sus dibujos tan sutiles que se rompen por su misma finura - John Dryden