Natural cosa es que nos causen más admiración las cosas nuevas que las grandes. - Séneca