El fuero para el gran ladrón, la cárcel para el que roba un pan. - Pablo Neruda