El liberalismo, austero en nimiedades políticas, ha aprendido cada vez más ingeniosamente para unir una protesta constante contra el gobierno con una sumisión constante a él - Alexander Herzen