El que no desarrolla el arte de observar posee una inteligencia superficial y una humanidad traicionera. - Anónimo