Entre un hombre culto y un erudito hay la misma diferencia que entre un libro y un índice de materias. - Jean Baptiste Say