El más grande de los hombres sencillos, nuestro maestro - Pablo Neruda