Si las masas pueden amar sin saber por qué, también pueden odiar sin mayor fundamento - William Shakespeare