Mi gracia te basta, que mi fuerza se muestra perfecta en la flaqueza - San Pablo