La superstición es la religión de los espíritus débiles - Edmund Burke