En dos ocasiones no debería jugar el hombre; cuando no tiene dinero y cuando lo tiene. - Mark Twain