Vino, enseñame el arte de ver mi propia historia, como si esta ya fuera ceniza en la memoria - Jorge Luis Borges