El hombre bueno será siempre un principiante - Marco Aurelio