La maldad no necesita razones, le basta con un pretexto - Johann W. Goethe