La caridad es una virtud del corazón, no de las manos - Thomas A. Edison