Es lícito repeler la fuerza con la fuerza - Ulpiano