Hasta en la muerte de un pajarillo interviene una providencia irresistible. - William Shakespeare