Mi deber no depende del de otro, y he de cumplir con el mío, pese a su olvido - Pierre Corneille