El placer supremo es obtener lo que se anhela. - Tales de Mileto