El que pide con timidez invita a negar - Séneca