Las personas, en general, jamás prestan atención a sus pensamientos. Aunque por sus mentes pasen todo tipo de malas ideas, como no se dan cuenta, tienen una magnífica opinión de sí mismas. Así no se puede progresar. - Enrique Barrios