Prefiere ser la cola de un león que la cabeza de un perro - Talmud