No es suficiente que un hombre tenga el deseo de matar para que la muerte se transforme en un valor. - Publio Siro