Destino acostumbrado de las nuevas verdades es aparecer como herejías y terminar como supersticiones - Thomas H. Huxley