Prefiero perder una batalla por mis sueños, que ganar una lucha sin saber el porque lo hago. - Anónimo