Para creer firmemente hay que empezar a dudar. - Anónimo