Se me enseñó tan temprano a trabajar como a jugar. Mi vida ha sido como una fiesta larga y feliz repleta de trabajo y diversión, desprendida de preocupaciones y cada día bendecida por Dios - John D. Rockefeller