El hombre mediocre siempre pesa bien, pero su balanza es falsa - Anselm Feuerbach