Bienaventurados los pobres en espíritu, porque ellos poseerán la tierra - Jesús De Nazaret