El día que cada uno fuéramos un tirano para nosotros mismos, todos los hombres serían igualmente libres - Jacinto Benavente