Incontenida, la cólera es frecuentemente más dañina que la injuria que la provoca. - Séneca