Nadie ama a otra persona, si no es para amarse a sí mismo en ella - Edgar López Vargas