Es la muerte del salvador, lo que salva - Fiódor Dostoievski