El instinto dicta el deber y la inteligencia da pretextos para eludirlo - Marcel Proust