No tomes el nombre de Dios en vano; escoge el momento en que tenga efecto. - Ambrose Bierce