El hombre se hace civilizado no en proporción a su disposición para creer, sino en proporción a su facilidad para dudar - Henry-Louis Mencken