El hombre instruido lleva en sí mismo sus riquezas - Fedro