El hombre no tiene descanso hasta que descansa en Dios - Swami Sivananda