Perderlo todo es ganarlo todo, porque no se posee eternamente más que lo que se ha perdido. - Henrik Johan Ibsen