El demonio del mal es uno de los instintos primeros del corazón humano - Edgar Allan Poe