Las pasiones reprimidas, como otros elementos naturales, suelen hacer erupción en el punto menos esperado - Stefan Zweig