¿Un consejo? Trabajo, trabajo, trabajo y paciencia sobre todo, que en el fútbol siempre hay malos momentos - Manolo Preciado