Más vale ser cabeza de ratón que cola de león. - Refrán