Una mujer amablemente estúpida es una bendición del cielo. - Voltaire