El rumor, una vez lanzado, se nos escapa, hace su vida, crece sin que sea posible controlarlo. Lo que inicialmente era inocente puede desembocar en crueles estragos, y nuestra invención puede causar víctimas que no habíamos previsto ni deseado. - Roger-Pol Droit